Una nueva aventura: la apertura de mi tienda

Una nueva aventura: la apertura de mi tienda

AMABILIDAD Y GRATITUD

Hace pocos días abrí las puertas de “El Rincón de Xime”. Con mucha ilusión y expectativa, pero con algo de incertidumbre por lo que pudiera encontrar y que no hubiera contemplado. Hoy solo puedo estar agradecida por todo y con todos, porque hasta lo que pudo parecer una contrariedad, después lo he visto como algo que me permitió aprender o conocer a alguien.

Qué lujo de vecinos  los que tengo en las tiendas del centro comercial, amables, solidarios y mis primeros clientes. ¡GRACIAS!

LA CURIOSIDAD…

“La curiosidad mató al gato, pero la satisfacción lo trajo de vuelta”. Con esta frase cómo consigna para empezar, no esta nada mal. Han sido varios los vecinos de El Casar que han entrado a dar un vistazo a la tienda solo por curiosidad y luego han encontrado alguna “cosilla” con la que se han ido satisfechos. Y yo encantada de recibir a todo el que quiera venir así sea solo a conocer. ¡BIENVENIDOS!

UN OASIS GOURMET EN EL CASAR

Hace pocos años que llegué a El Casar con mi familia y nos ha llamado la atención la cantidad de opciones que vamos descubriendo. Opciones deportivas, educativas, culturales, de esparcimiento y gastronómicas. Tenemos una población claramente creciente y diversa, lo cual nos enriquece cultural y socialmente a todos. Una tienda gourmet, también. 

Seguro que todos podemos recordar que alrededor de un buen plato y una buena copa, hemos disfrutado momentos “del corazón”. Pues algo así es lo que me ha inspirado para ofrecer a mis vecinos productos elaborados con esmero, calidad y sabor. De este modo me uno a la oferta de oportunidades que tenemos en El Casar.

MIS AMIGOS, ANGELES EN ESTA TRAVESÍA

Jesús, Rosana, Elvira, su apoyo y cariño manifiesto de muchas maneras, han alimentado este proyecto. Leonardo, Loly y Giovanna, como hormiguitas trabajadoras, incansables y pacientes, me han ofrecido su conocimiento y experiencia para materializar la tienda. GRACIAS !

MI FAMILIA, MI MOTOR 

Tal cual. Como el corazón es nuestro motor del cuerpo, mi familia es el motor de mi ser. Mis “tesoritos” Sofía y Sara, alegría, energía y ternura personificada, siempre aportando con sus ideas y sus conocimientos tecnológicos, algo que me pilló en otra “era”. Mi madre, con su fortaleza, tenacidad, disciplina, exigencia y ejemplaridad, me apoya de tantas maneras, que a veces siento que las palabras minimizan su labor.

Jorge, mi compañero, mi “medio limón”, quien ha creído en mi mas que yo misma, ha creído y apoyado mis ideas y con su inteligencia, su respeto, su amor, su sabiduría y “frases célebres” me ha animado desde el principio a seguir adelante. 

A mis amigos y familia en la distancia, que se alegran con mis alegrías, que disfrutan mis proyectos como propios y que si estuvieran aquí cerca, también se tomarían “la última” copa en El Rincón de Xime. A ellos también les comparto este proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart (0)

Carrito